El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha estado en la boca de todos desde hace unas semanas, aunque no para bien. A pesar del clamor de empresarios y trabajadores ante la emergencia del COVID-19, el Servicio negó extender sus plazos para presentar declaraciones anuales, por lo que en medio de la contingencia, personas físicas y morales tuvieron que cumplir con esta obligación.

Si la cosa se hubiera quedado ahí, hubiera sido un trago amargo nada más. Sin embargo, como si lo anterior fuera poco, el sistema presentó fallas cobrando un ISR hasta 10 veces mayor de lo adecuado, y retrasándose en la devolución del IVA en las declaraciones de personas físicas, lo que genera aún más problemática.

Los contribuyentes que hayan sido víctimas de esta falla en el sistema, deberán presentar un proceso de aclaración para poder corregir la plana y que les cobren y devuelvan las cantidades correctas, según publica el periódico Reforma. Esto se puede hacer completamente en línea a través de la Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon), pues sólo así se podrá hacer frente a esta situación.

Con información de Reforma