El santuario temporal que albergará a la vaquita marina y el cual se construye a dos kilómetros al norte del Faro del Puerto de San Felipe, Baja California, tiene un avance de 70%, por lo que se espera que comience a operar a partir de la primera quincena del mes de octubre.

José Luis Funes Izaguirre, director general de Vida Silvestre de la Semarnat, explicó que aunque los trabajos se realizan dentro de la zona de influencia y amortiguamiento del Área Natural Protegida Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, están en los supuestos de excepción de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), en su artículo 28 y en el artículo quinto de su Reglamento en materia de impacto ambiental.

Funes Izaguirre indicó que las obras del programa de conservación Ex situ de la vaquita marina, no necesitan de permisos municipales o estatales, aunque se trabaja en coordinación estrecha y con el apoyo del Municipio de San Felipe y el Gobierno de Baja California.

El santuario temporal ocupará de forma dinámica en la Zona Federal Marítimo Terrestre, entre cinco mil y siete mil metros cuadrados de superficie terrestre, donde se encuentran dos carpas, una que servirá para alojar a los investigadores y el equipo médico, y otra que tiene una piscina donde se podrán separar a las vaquitas marinas, para mantenerlas en cuarentena o atenderlas clínicamente.

En la parte marítima, la superficie que se ocupará será de alrededor de mil 462 metros cuadrados, donde se colocarán dos encierros tipo alberca con capacidad para albergar entre ocho y 10 vaquitas marinas.

Con información de Excélsior.