San Miguel de Allende, un espacio artístico plural y tesoro colonial que revivió gracias al arte. Atrae miles de visitantes por su propuesta histórica y aquí te platicamos un poco de mayores atractivos.

Una ciudad cosmopolita y pintoresca. Calles empedradas, patios arbolados, suntuosos interiores y finos detalles arquitectónicos. Su valor arquitectónico y urbanístico le dieron mérito para considerarla como la ciudad más interesante de México y Patrimonio de la Humanidad en el año 2008.

Ubicada en Guanajuato, a 265 kilómetros al noreste de la Ciudad de México y a 96 kilómetros de la capital del Estado. Se encuentra en las tierras altas montañosas del centro de México. No hay aeropuerto internacional, por lo que tendrías que llegar al aeropuerto de Bajío o al de la Ciudad de México para después moverte en auto o autobús.

Fundada en el siglo XVl con el fin de proteger el camino real del interior del país, fue hasta el siglo XVlll, época en la que se construyeron numerosos edificios religiosos y civiles estilo barroco mexicano. Con una población de aproximadamente 140 mil personas, su centro histórico lleno de edificios que datan de la colonia da la sensación de haber llegado a un pueblo europeo. La calidez de sus habitantes crea un mix único de cultura y calidez.
A pesar de su aspecto colonial, es un urbe en constante crecimiento y ebullición, Allende es una ciudad perfecta para pasar varios días, ya sea por la apertura de una galería de arte, un nuevo restaurante o talleres artísticos. Cuenta con un clima bastante agradable te permite caminar de día y noche.

Caminar es sin duda la mejor opción para explorar esta ciudad. Para conocer ciudades cercanas como Dolores Hidalgo o Querétaro puedes contratar excursiones o el tranvía que llega al Mirador, ahí podrás disfrutar de una vista panorámica imperdible.

En San Miguel se encuentra una comunidad bastante grande de extranjeros, por lo que te será fácil encontrar servicios en ingles, hoteles y restaurantes. A pesar de la presencia de estadounidenses, canadienses y europeos continúa siendo un poblado muy mexicano.

El imperdible es sin duda la cocina nacional e internacional de este lugar. Tradicionales restaurantes ubicados principalmente en la zona de la plaza central, entre los más reconocidos está la Fonda San Miguel, Casa Allende, Los Milagros y Mamma Mía. Para la merienda son los churros y chocolate caliente del restaurante San Agustín , propiedad de la conocida actriz Margarita Gralia, ubicado en una antigua mansión a unos cuantos pasos del Templo de San Francisco. Por la noche, no puede faltar la gran variedad que ofrece de bares, terrazas y cafés, ahí se puede disfrutar de la mejor música, de Dj o en vivo, hasta altas horas de la madrugada.

San Miguel de Allende, lugar iconico del arte y el destino predilecto para los amantes del arte. En esta ciudad abundad las galerías, las boutiques y las tiendas que venden una amplia gama de arte y artesanías, para llevar recuerdos a casa.

El simbolo de esta ciudad es la parroquia de San Miguel Arcángel, eregida a finales del siglo VXll de estilo neogótico. El mercado de Artesanías, puedes encontrar obras en latón y lámina natural, cobrizas y decoradas; y el ex Palacio Municipal son de los lugares que tienes que conocer.