Faltan unas cuantas semanas para que veamos a Tom Holland hacer acrobacias y piruetas en el papel de Spiderman en la próxima película de Marvel. Esta nota no tiene nada que ver con la película o con el actor, sino con Damien Walters, un acróbata que nada tiene que envidiarle a Spidey.

Dejemos de lado el hype por Civil War y pasemos a Walters, un acróbata y stuntman profesional, quien decidió que quería realizar un mortal hacia atrás… sobre un auto de carreras a 100 kilómetros por hora, porque ¿Por qué no?

Así, durante varios días entrenó junto al piloto Alistair Whitton, sincronizando sus esfuerzos y consiguiendo algo digno de una película de acción.

El salto es mucho más riesgoso de lo que parece, pues basta con un error de una milésima de segundo para que todo acabe en desastre. Mira el video y cuéntanos qué te parece.