El Telescopio del Horizonte de Sucesos (EHT, por sus siglas en inglés de Event Horizon Telescope) acaba de mostrar al mundo la primera imagen del agujero negro que se encuentra en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, conocido como Sagitario A.

A pesar de que no es luminoso, el EHT ha podido hacerlo visible gracias a la combinación de ocho grandes telescopios repartidos por toda la Tierra y que convierten a nuestro planeta en un enorme ojo gigantesco.

Cabe destacar que el equipo involucrado en dicho logro, es el mismo que en 2019 había conseguido la primera imagen de un agujero negro, el cual se encontraba en la galaxia Messier 87 y se trataba de un agujero negro supermasivo.

Los astrónomos creen que los agujeros negros ocupan el centro de la mayoría de las galaxias. En este caso, la imagen de este objeto masivo, que se encuentra en el centro de nuestra galaxia, era esperada desde hace tiempo. Anteriormente, los científicos habían observado estrellas orbitando alrededor de algo invisible, compacto y muy masivo en el centro de la Vía Láctea, por ello no tenían duda de que se trataba de un agujero negro.