Rusia amenazó el día de hoy con desconectar la red social Facebook el próximo año si no cumple con la nueva ley que obliga a los proveedores de contenido en internet a almacenar los datos personales de usuarios rusos en servidores ubicados en este país.

La ley de protección de datos aprobada en 2016 da un plazo de dos años para que los proveedores (redes sociales y servicios de mensajería, entre otros) se adapten a la nueva normativa que les obliga además a grabar y almacenar durante seis meses todas las conversaciones de sus clientes.

El gigante estadounidense tiene hasta julio de 2018 para ubicar servidores en territorio ruso, como ya anunció que hará Twitter.

La compañía dirigida por Mark Zuckerberg, propietaria también de la red social Instagram y del servicio de mensajería WhatsApp, ha informado a Roscomnadzor acerca de que estudia las opciones para cumplir con la legislación.

Preguntado al respecto, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo hoy que Facebook «es una empresa comercial que gana dinero y que debe hacerlo de acuerdo a las leyes de la Federación de Rusia».

Poco después de su aprobación, los grandes operadores de telefonía y proveedores de contenidos pusieron el grito en el cielo y advirtieron de que poner en práctica la normativa, llamada por los críticos como «la ley del Gran Hermano», costará decenas de miles de millones de dólares.

Con información de Excélsior.