El pasado sábado se llevó a cabo la 31° gala de los premios Goya en el Hotel Auditórium de Madrid, sin embargo, no sólo actores y directores se dieron cita en este lugar, también algunos ladrones aprovecharon para hacer de las suyas.

De acuerdo con el diario El Mundo, varios individuos lograron sustraer varias joyas de la marca Suárez, las cuales estaban valoradas en más de 30 mil euros (más de 650 mil pesos mexicanos).

El robo ocurrió al interior de una habitación en la que se guardaban ropa y objetos que se utilizaron a lo largo de la ceremonia que se desarrolló en el centro de Congresos Príncipe Felipe del hotel.

De momento se desconoce quién es el autor del robo pues, aunque se sospecha de algún empleado del hotel, durante ese fin de semana entraron y salieron decenas de personas de esa habitación.

Según los denunciantes, las joyas fueron dejadas en una caja sin rotular situada detrás de un monitor de televisión. Estaba oculta y, en teoría, muy pocas personas sabían que ahí se escondían las alhajas.