Este domingo se llevó a cabo un fuerte operativo en Mazatlán, luego de que una camioneta fuera robada con dos menores a bordo.

De acuerdo con las autoridades, los ladrones aprovecharon que la camioneta estaba encendida para llevársela, y cuando se dieron cuenta que dos niños de 4 y 9 años estaban a bordo, los bajaron del vehículo a unas cuadras de distancia.

La mamá de los menores dijo que dejó encendida la camioneta porque había bajado a comprar algunas cosas para comer y regresaría rápido.

Hasta el momento la camioneta sigue desaparecida.

Fuente: Zóclao Saltillo