Brasil se ha convertido en el país latino con más muertes y contagios de Covid-19, por lo que en todo el país se están tomando medidas preventivas para evitar que la pandemia escale a niveles como los que se pueden ver en Europa.

A partir del próximo martes, y durante 15 días, el estado de Río de Janeiro prohibirá la circulación en playas, así como el funcionamiento de bares y restaurantes.

Otra medida que se ha tomado es la suspensión del servicio teleférico del Pao de Açucar, así como las visitar al Cristo Redentor, el cual exhibe por ahora las banderas de todos los países afectados por la enfermedad.

De acuerdo con el gobierno de la capital turística de Brasil, actualmente el estado cuenta con 31 de los 234 casos confirmados de Covid-19 en el país.

Con información de Infobae.