La restauración de cuadros, esculturas y obras de arte es un trabajo difícil que no cualquiera puede hacer, eso es algo que nos quedó más que claro con el Ecce Homo de Borja, pero casos como este siguen apareciendo y en esta ocasión es el turno de la restauración de una escultura del niño Jesús.

Luego de que la cabeza del niño Jesús fuera arrancada de la estatua de piedra blanca en la iglesia de St. Anne des Pins, en Gran Sudbury, al norte de Ontario, Canadá, Heather Wise se ofreció a restaurar la obra.

La mujer recibió los permisos necesarios y recibió el apoyo de la parroquia, ya que la restauración profesional tenía un costo de más de 12 mil dólares.

Finalmente Wise creó una cabeza de arcilla para reemplazar momentáneamente a la que había sido destruida, consiguiendo con esto resultados inesperados.

Y es que la nueva cabeza de arcilla no sólo contrasta brutalmente con el color de la estatua de piedra blanca y mármol, sino que la morfología de la cabeza es, como menos, risible.

Al respecto, la artista explicó que nunca había trabajado con piedra y únicamente había aprendido a esculpir en un curso de bellas artes en el Instituto Cambrian.

Pero Wise no ha terminado, aseguró que va a pedir asesoramiento a una empresa de lápidas y espera poder restaurar apropiadamente la escultura para la próxima primavera.

A pesar de esto, el daño ya está hecho y las redes sociales no perdonan, por lo que una vez se dio a conocer la historia han aparecido decenas de memes que se burlan de la escultura, debajo te dejamos algunos.

1 2 3 4 5

 

Fuente: El Mundo