Un caso más sobre la lamentable situación ambiental que esta viviendo nuestro mundo actualmente fue el triste hallazgo de una langosta con el logo de Pepsi en las tenanzas, caso que vuelve  abrir el debate de la contaminación en los mares del mundo.

Karissa Lindstrand, emprendió una expedición en la Isla Grand Manan en Canadá, en la cual rescataron a una langosta, la hipótesis de los científicos es que se desarrolló dentro de una lata de refresco y al ir creciendo el aluminio se rompió, dejando tatuado fragmentos en partes del cuerpo de la langosta.

La imagen ha causado gran polémica en las redes sociales, es un tema que nos hace reflexionar sobre la cantidad de basura que desechamos cada día y también con esto nos podemos dar cuenta a dónde llega.

Los invito a reflexionar sobre el daño que la basura puede causar a los ecosistemas y buscar cambiar y ayudarlos.