Michael Flynn, el asesor de seguridad nacional de Donald Trump, anunció este lunes su renuncia a causa de la controversia que ha provocado su relación con el embajador ruso días antes de que Trump asumiera la presidencia.

Flynn habría conversado con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergey Kislyak, sobre las sanciones que el gobierno de Obama impondría a Rusia por los ciberataques durante la campaña electoral.

En su carta de renuncia, Flynn dice que dio «información incompleta» al vicepresidente, Mike Pence, «de forma inadvertida».

Originalmente Flynn negó haber discutido las sanciones de Estados Unidos con el embajador, y una vez en la Casa Blanca confesó que podría haber discutido el tema con Kislyak por lo que muchos legisladores solicitaron al presidente que lo despidiera.

De esta manera Flynn se convierte en el primer alto perfil de Trump en abandonar su puesto apenas 24 días después de haberlo asumido.

Fuente: BBC.