Desde hace décadas, cada año se coloca en el Jardín Zenea el tradicional nacimiento en tamaño real; sin embargo, a causa de la remodelación que este jardín tuvo durante los últimos meses, este año las cosas podrían ser diferentes.

Y es que según señala Quadratín, las remodelaciones suponen un problema, no por las jardineras, sino por la vegetación que alberga.

Alejandro Pedraza Montes, director del Patronato de las Fiestas del Estado de Querétaro, señaló que para colocar el nacimiento en este lugar sería necesario cambiar la vegetación, algo poco viable en estos momentos.

Por otro lado, señaló que ya se está analizando otra plaza en la que podrían instalar el nacimiento para que no se pierda la costumbre.