La aprobación de la Reforma Energética representa un riesgo para el país en este momento tan complicado donde ,hoy más que nunca, se necesita competitividad; así lo observó Mauricio Kuri González, tras señalar que esto podría complicar aún más las negociaciones comerciales.

Indicó que esta aprobación podría traer, para estados con alta inversión económica, algunas complejidades, puesto que hay una gran cantidad de empresas que llegan -sobre todo en el sector automotriz- que requieren energía para operar.

Incluso destacó que esto cambia el panorama para aquellos empresarios que invirtieron en generar energías limpias, y que, además, aportan con la autosustentabilidad de sus empresas.

Ante este debate nacional, Kuri González agregó que lo peor que se le puede hacer al empresario y a la economía nacional, sobre todo en un momento de crisis mundial, es generar incertidumbre.