A través de un comunicado de prensa, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) confirmó que hay grupos de crimen organizado dedicado al huachicol (tomas clandestinas) operando en Querétaro.

El reporte oficial señala que la principal zona donde operan es en Pedro Escobedo. La dependencia señaló que se identificaron estos grupos después de haber patrullado la zona, en donde se descubrió a un grupo que estaba exprimiendo el ducto Tula-Salamanca.

Los militares se percataron de que un sujeto estaba extrayendo el combustible y dirigiéndolo a un vehículo en donde había un total de 24 mil litros de gasolina magna.

El sujeto y el vehículo fueron asegurados por elementos de la Policía Estatal.

El pasado mes de abril, empresarios del ramo gasolinero señalaron que las ventas de la Unión de Estaciones de Servicio en Querétaro disminuyeron un 10%, pérdida que atribuyeron a la competencia desleal que es la venta de combustible robado, principalmente en las zonas limítrofes de la entidad.

‘Sí hemos tenido pérdidas por este tema del huachicol’, reconoció Enrique Arroyo, el presidente de la Unión.

En este sentido, la agrupación pidió a las autoridades federales, estatales y municipales que se tomen medidas contundentes para evitar esta situación.

El año pasado, Querétaro se ubicó en el ‘Top 10’ de entidades en donde más se concentran tomas clandestinas, lista en donde además están los stados vecinos de Guanajuato, Hidalgo y el Estado de México.