El gobernador de Chihuahua, César Duarte, reconoció en una entrevista con Milenio la existencia de corrupción durante su gobierno, sin embargo, aseguró que no es el único caso y que «todos los gobiernos son corruptos».

El aún mandatario señaló que durante su administración hubo omisiones y actos indebidos en todos los niveles.

Recordó que el tema de la corrupción detonó luego de que se revelara que la bancada del PAN exigía a sus alcaldes ‘moches’ a cambio de recursos presupuestales, pero agregó que es un error el darle matices partidistas a los actos de corrupción, y que en lugar de tratar de definir «quienes son los buenos y los malos», se lleven a cabo ejercicios transparentes y democráticos.

«Sin duda hay corrupción en todos los gobiernos. Lo que no es correcto es pretender colocarle el matiz a un partido».

Por otro lado, aseguró que sus leyes anticorrupción no pretenden blindarlo, como se ha manejado los últimos días, y dijo que sus acciones han sido diferentes a las de los gobernadores de Veracruz y Quintana Roo, Javier Duarte y Roberto Borge.