1 millón de tapas de plástico fueron recolectadas, gracias a las miles de familias de diferentes delegaciones de la Ciudad de México que se dieron cita para entregar sus tapas de refrescos, jugos, limpiadores y muchos más productos, para que estas fueran procesadas y con esto generaran recursos económicos que ayudarán a cubrir los tratamientos médicos, el traslado, hospedaje, así como la alimentación de niños y jóvenes de escasos recursos que padecen cáncer.

En medio de un evento lleno de juegos, concursos y platillos típicos mexicanos que fueron preparados por los vecinos de la zona, las familias pudieron llevar hasta el Parque Lineal Gabriel Ramos Millán, que se encuentra en Iztacalco, donde podías ver desde pequeñas bolsas llenas de tapas hasta contenedores llenos de las tapas que recolectaron en sus comunidades, escuelas y en su hogar.

Todas las tapas irán a la Alianza Anticáncer Infantil que se encuentra en Monterrey, este lugar que se encarga de atender a alrededor de 400 pacientes que no cuentan con seguridad social.

Tapas

La embajadora de la Organización Civil Banco de Tapitas, Raquel Rangel comentó: «Cada tapita vale oro y salva la vida de menores, incluso de jóvenes de 21 años, que por alguna razón no tienen Seguro Popular o carecen de los recursos esenciales para trasladarse a las zonas hospitalarias para recibir quimioterapia y medicamentos».

Rangel agregó que las tapas que son enviadas a la Alianza Anticancer Infantil, pasan por todo un proceso, se limpian, clasifican y pasan por un proceso de trituración hasta convertirse en polvo, el cual es comprado por empresas fabricantes para realizar otro tipo de objetos con poliestireno.

Los costos invertidos en cada uno de los pacientes varían según el tipo de cáncer, su etapa, el tratamiento requerido y las intervenciones quirúrgicas. «A veces solo se beneficia a tres niños con los recursos obtenidos», agregó Rangel.

Según las estadísticas de la Secretaría de Salud hay 7 mil nuevos casos de Leucemia infantil se diagnostican cada año, así como 2,500 decesos de menores son provocados por este tipo de cáncer y el 50% es la estadística promedio de aquellos que logran sobrevivir, ya que la mayoría de los casos son detectados en etapas avanzadas.

Tacitas