Durante una celebración escolar en una secundaria de Taiwán se llevó a cabo un desfile nazi con tanques, uniformes, estandartes y el típico saludo con el brazo extendido en alto.

De acuerdo con los profesores de la secundaria, el desfile ocurrió luego de que se le pidiera a los alumnos disfrazarse y representar figuras históricas para celebrar el aniversario de la escuela.

Los alumnos votaron y eligieron disfrazarse de nazis y aunque los profesores pidieron repetir la votación ante la controvertida elección, los resultados reiteraron la intención de los alumnos, por lo que se optó por respetar su decisión, algo que posteriormente reconocieron como un error.

Las imágenes fueron duramente criticadas en las redes sociales y rápidamente se convirtieron en un incidente internacional en el que intervinieron autoridades alemanas e Israelíes.

El representante israelí en Taiwan, Asher Yarden, condenó el hecho y pidió a las autoridades taiwanesas tomar cartas en el asunto y «que introduzcan en sus programas educativos la enseñanza de lo que significó el Holocausto».

Por su parte, el Instituto Alemán de Taipéi emitió un comunicado en el que lamenta que los estudiantes no comprendan «qué significa la opresiva simbología nazi y su falta de respeto por los derechos humanos».

De igual manera el presidente y el ministro de educación de Taiwán lamentaron el incidente y se disculparon públicamente por el desfile.

Fuente: Infobae