Luego de casi cinco horas de juego, Gilles Müller logró eliminar a Rafael Nadal en Wimbledon.

El partido entre los tenistas duró cuatro horas y media y terminó con un resultado de 6-3 6-4 3-6 4-6 15-13 para el originario de Luxemburgo.

Al final del encuentro Müller tenía lágrimas en los ojos, pero incluso en la derrota Nadal mostró clase y se firmó autógrafos para sus fans, quienes no paraban de aplaudir y ovacionar a los tenistas por tan formidable encuentro.

Ahora Müller se enfrentará a Milos Raonic, quien venció en cinco sets a Alexander Zverev.