Una gran cantidad de sitios web entre los que destacan Twitter, Amazon, CNN, Reddit, PayPal, Spotify, AirBnB y Netflix, no estuvieron disponibles en el este de los Estados Unidos debido a tres ciberataques de negación de servicio distribuido contra la compañía Dyn, quien es uno de los más importantes proveedores de servicio de DNS (Sistema de Nombres de Dominio).

Primero necesitamos saber qué es un ataque DDoS, el portal Ars Technica nos dice que es importante conocer como funciona un proveedor de servicios de DNS, como lo es Dyn. Estas empresas se encargan de administrar la conexión de Red de grandes compañías «online», además, se encargan de gestionar las direcciones de las páginas web. Es decir, al escribir el nombre de un sitio web, el usuario solicita al DNS conectarse a un servidor específico.

Los ataques DDoS inundan los servidores con demasiado tráfico y datos inservibles que impiden a los usuarios acceder a las páginas. Una vez que sucede esto, el servidor no es capaz de manejar la enorme cantidad de solicitudes.

En estos ataques los «Hackers» aplican un enfoque nuevo para perturbar la estabilidad de Internet, al utilizar un código maligno llamado «malware». Según Ars Technica, este código logra filtrarse en el Internet de las cosas a través de dispositivos comunes como cámaras web, grabadoras digitales e incluso con una máquina de café que esté conectada a la red.

Ataques

Según la agencia de noticias Reuters, el Gobierno de los Estados Unidos está llevando a cabo una investigación para saber si se trató de un «acto criminal». Por otro lado, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, confirmó que el Departamento de Seguridad Nacional se encuentra «monitoreando la situación» y realizará una exhaustiva investigación para saber más de estos ciberataques.

El activista web, Gissur Simonarson, publicó en su cuenta de Twitter que el grupo New World Hackers se habría adjudicado el «ataque». Según el activista, los «hackers» afirman que el ataque ha sido solo una prueba del poder de ataque que poseen y que el enemigo principal de este grupo es Rusia.

Los ataques se registraron desde varios partes del mundo y según Reuters, tanto el FBI com el Departamento de Seguridad Nacional han anunciado que aún siguen investigando el hecho. De la misma manera, funcionarios de los servicios de inteligencia de Estados Unidos afirmaron que aún desconocían al responsable de los actos.

WikiLeaks por su parte, insinuó en su cuenta de Twitter que la caída de estos servidores supuestamente estaba relacionada con algunos de sus partidarios. «El señor Assange está vivo y WikiLeaks está publicando. Les pedimos a nuestros partidarios que dejen de cortar el acceso a Internet en EE.UU. Han demostrado su punto de vista», declaro WikiLeaks.