El terremoto de 1985 conmocionó a México el 19 de septiembre, el miedo y la tristeza se apoderó de los mexicanos, pero su valor y solidaridad pudo más. A 32 años de la tragedia, también en un 19 de septiembre, México revivió la tragedia.

 

La historia de ‘Frida Sofía’ ha unido a todo México y le ha dado esperanza a un país que ha sufrido la muerte de cientos de personas en las últimas horas. Pero esta no es la primera ocasión en la que escuchamos una historia similar.

Justamente fue durante el terremoto del 85 cuando México atestiguó un caso muy similar al de Frida, un caso que también unió a los mexicanos, les dio esperanza y movilizó a miles de personas. Este es el caso de ‘Monchito’.

Durante el terremoto del 85 una vecindad en La Merced, en el número 148 de la calle Venustiano Carranza, se vino abajo al igual que muchos edificios más, dejando sepultado a un niño y a su abuelo.

El niño llamado Luis Ramón, ‘Monchito’, logró dar señales de vida cuando los equipos de rescate estaban listos para rendirse. Fue el rescatista argentino Carlos Marbran quien aseguró haber escuchado ruidos en el lugar.

Pidiendo silencio con un puño al aire, otros rescatistas también escucharon golpes bajo los escombros, lo que revitalizó las energías de los brigadistas y los hizo reiniciar los trabajos de rescate. Los equipos argentinos, israelíes y hasta la Marina aseguró que nadie quedaba con vida en el lugar, pero eso no detuvo a los rescatistas.

Fue entonces cuando jóvenes de la sección 5 del Voluntariado Nacional llegaron al lugar con un aparato con el que aseguraban haber detectado signos de vida. Los rescatistas preguntaron a quien sea que estuviera bajo los escombros que diera un golpe si era un adulto y dos si era un niño. Se escucharon dos golpes y México enloqueció.

La respuesta fue enorme. El rescate de ‘Monchito’ unió a todo México, la prensa internacional hizo eco de la historia y los voluntarios que querían ayudar en el rescate se multiplicaron. El mismo presidente Miguel de la Madrid dio órdenes estrictas de que no cesara la búsqueda hasta rescatar al niño.

Pasaron los días y el rescate no progresaba. fue el 11 de octubre cuando los rescatistas tuvieron que parar. Había pasado casi un mes desde el sismo y a pesar de todo no se encontraba el cadáver de ningún niño bajo los escombros de aquella vecindad. ‘Monchito’ no estaba ahí y posiblemente nunca lo estuvo. Entonces ¿De dónde venían los ruidos?

Los periodistas, nacionales e internacionales, aseguraron que nunca existió ningún ‘Monchito’ y que tal vez la familia del niño inventó la historia para que los cuerpos de rescate liberaran la zona y así pudieran recuperar una caja fuerte de la propiedad.

Otros rumores especulaban que el rescate había sido un montaje para cubrir la tardía respuesta del gobierno de Miguel de la Madrid, y su decisión de no aceptar ayuda internacional ante el desastre que cobró miles de vidas.

El caso de ‘Monchito’ unió a México en el desastre a pesar de haber dado falsas esperanzas a un pueblo que necesitaba una buena noticia en medio de todas las desgracias.

 

Fuente: El País