Como es una tradición histórica, la explanada de Plaza de Armas fue la sede del Acto de Confraternidad entre los municipios de Querétaro y San Miguel de Allende, evento con el que se refirma y fortalece el patriotismo y los lazos fraternales entre ambas ciudades.

En este marco, encabezado por el Secretario de Gobierno, Juan Martín Granados Torres, en representación del Gobernador del Estado, enfatizó que, a 209 años de conmemorarse dicho acto, se enaltece y fortalece el legado de las mujeres y hombres que dieron patria, con actos heroicos por su nación.

Hizo la invitación a mantener nuestro legado histórico, para que la generación presente y futura sean ejemplo de diálogo público, que muestre valores, los que se divulgan, pero con la fuerza del ejemplo que se caracteriza por la constante de la congruencia.

“Las generaciones que nos han precedido y la nuestra, tienen la misma misión. Enseñar a nuestros hijos, niños y adolescentes, con estos eventos patrios, únicos en el país, el respeto y honor que debemos a los héroes que nos dieron patria, que nos dieron este suelo donde podemos forjar el sueño común de vivir de acuerdo a nuestro trabajo y esfuerzo”, enfatizó el secretario.

Asimismo, expuso que este evento protocolario inspirado en la gesta histórica que emergió el grito de libertad desde territorio queretano, evoca a la unión y solidaridad entre San Miguel de Allende y Querétaro, con los mensajes de fraternidad, pues en el Bajío del país es donde se forjó la libertad y la igualdad.

Los presidentes municipales de Querétaro, Luis Bernardo Nava Guerrero y de San Miguel de Allende, Guanajuato, Luis Alberto Villarreal García, intercambiaron el mensaje que envían el Pueblo y Gobierno que respectivamente encabezan, en razón de que comparten una historia recíproca.

Durante el acto, el Secretario de Gobierno recibió la Réplica del Estandarte de la Virgen María usado por el Cura Miguel Hidalgo en el Inicio de la lucha por la Independencia por parte del Presidente Municipal de San Miguel de Allende, Guanajuato.

Acto seguido, Granados Torres entregó el fuego simbólico a los atletas de la «Carrera de la Independencia» que tuvieron la encomienda de trasladarlo hasta la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, con el objetivo de conmemorar la gesta histórica de la lucha de Independencia.

En la línea de honor, estuvieron presentes el diputado Antonio Zapata Guerrero, presidente de la Mesa Directiva de la LIX Legislatura del Estado; magistrado José Antonio Ortega Cerbón, presidente del Tribunal Superior de Justicia en el Estado y Hafid Otero Peral, representante de la 17ª Zona Militar.

De igual forma, Jesús Gonzalo González Rodríguez, Secretario de Gobierno y Ayuntamiento de San Miguel de Allende; Jesús Roberto Franco González, Secretario del H. Ayuntamiento de Querétaro; Juan López Arriaga, ganador de la primera carrera de la Conspiración; Dalián González Ortíz, reina de las fiestas patrias y regionales de San Miguel de Allende; además de los regidores de ambos Ayuntamientos.