Las ciudades mencionadas son Tuxtla, San Luis Potosí, Chihuahua, Ciudad de México, Toluca, Querétaro, Zaragoza y Acapulco

Esta semana la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó un estudio titulado Water Governance in Cities, en el cual analizan el cuidado que el gobierno da al agua en diferentes ciudades de los 34 países que la conforman.

El estudio se realizó en las 42 ciudades con mayor índice de desperdicio de agua y analizó aspectos como seguridad del agua, abastecimiento, sanitización, manejo de aguas residuales, drenajes y tratamiento.

De las 42 ciudades analizadas, 9 pertenecen a México.

De acuerdo con el estudio, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, es la ciudad estudiada con mayor desperdicio de agua con un 60% de pérdidas siendo que pertenece a la región con el mayor índice de captación de agua en el territorio mexicano; pese a lo anterior, sus habitantes, advierte el INEGI en el informe, tienen escaso acceso al agua.

A Tuxtla le siguen San Luis Potosí (50%), Chihuahua (48%), Ciudad de México (44%), Glasgow (39%), Nápoles (38%) y Belo Horizonte (37%)

Por su parte, Querétaro registró una pérdida de agua del 31%, Culiacán del 20%, Acapulco del 13% y Hermosillo del 10%.

El estudio consideró ciudades de todo el mundo: Nueva York, París, Ámsterdam, Acapulco, Barcelona, Belo Horizonte, Milán, Montreal, Phoenix, Liverpool, y se realizó con información de entre 1990.

Además, el informe considera las razones que llevan a estas ciudades a tener un alto consumo de agua y un bajo rendimiento y administración, y señala que el principal motivo de este problema es la infraestructura deficiente y obsoleta.

Los otros factores que influyen son los eventos extremos, la importancia de este tema en la agenda política y la contaminación del agua.