A pesar de las múltiples veces que los gobiernos estatales de todos los partidos han señalado que en Querétaro «no existe el narcotráfico», desde la década de los 90, si no es que antes, la entidad ha destacado por ser un «dormitorio» de capos. Es decir, lugar donde tienen sus casas de seguridad, casas para pasar la noche tranquilos o -en muchas ocasiones- donde viven las familias.

También se ha dado la situación en que es el lugar a donde se vienen a vivir después de que su cártel es debilitado, o cuando quieren «retirarse». A menudo, bajo una nueva faceta de empresarios honrados.

Esto no es nuevo, y prueba de ello es la enorme cantidad de capos que han sido detenidos o incluso abatidos en la entidad, así como la GRAN variedad de cárteles a los que han pertenecido. Hagamos un recuento:

  1. José Antonio Yepez Ortiz, ‘El Marro’, líder del Cártel de Santa Rosa Lima: El caso más reciente. Tras ser acorralado en su territorio, el triángulo dorado del huachicol, en Guanajuato, ‘El Marro’ huyó a Querétaro, donde actualmente se esconde, de acuerdo a reportes de expertos de seguridad como Alejandro Hope y Héctor de Mauleón. Las autoridades federales y estatales actualmente lo buscan en la entidad.
  2. Enrique «Kike» Plancarte, líder de los Caballeros Templarios, abatido en Colón: El tranquilo pueblo de Colón de pronto se vio sitiado por el ejército y la marina en marzo de 2014. En  un operativo que duró más de 24 horas, las fuerzas armadas sitiaron la cabecera municipal para intentar dar con el líder y fundador de Los Caballeros Templarios, que se fue a vivir a este pueblo después de su pelea con ‘La Tuta’. Vivió por un año como ganadero hasta que finalmente fue abatido cuando intentaba escapar. Reportábamos del caso cuando ciuadanos de Colón nos dijeron que la gente de Plancarte difundió que ofrecían dos millones de pesos a quien se atreviera a sacarlo escondido.
  3. Héctor Beltrán Leyva «El H», líder del Cártel de los Beltrán Leyva: Sin lugar a dudas uno de los casos más escandalosos de los últimos años. El otrora socio de El Mayo Zambada y El Chapo Guzmán, con quien ‘rompió’ en 2008 dando inició a la brutal guerra Sinaloa – Chuihuahua que resultó en el debilitamiento de su Cártel, vivía en una enorme casa en la zona de Villas del Mesón, en Juriquilla. Vivió por varios años haciéndose pasar por coleccionista de arte hasta que fue detenido en octubre de 2014 en San Miguel de Allende. Murió, extrañamente, justo durante el juicio de Guzmán Loera, en 2018.
  4. Adrián Jaimes Vences, «El Faraón», líder de los Guerreros Unidos: Otro caso que causó mucho revuelo en la entidad fue el de Adrian Jaimes Vences, líder del sureño Cártel de los Guerreros Unidos, quien fue abatido en la entidad en agosto del 2015. Jaimes Vences vivía cerca del centro de San Juan del Río, y fue herido durante un operativo en aquella ciudad. Lo trasladaron de urgencia al Hospital General de Querétaro, donde perdió la vida. Cabe destacar que en ese momento, los Guerreros Unidos habían sido muy mencionados después de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.
  5. David «N», alias ‘El Lobo’ o ‘El Cabo 20’, líder emergente del Cártel de Tijuana: Apenas el pasado 20 de marzo del 2020, se detuvo en la zona ‘Diamante’ de la capital de Querétaro a ‘El Cabo 20’, considerado el líder emergente del otrora poderoso Cártel de Tijuana, que en su momento fue liderado por los hermanos Arellano Félix antes de su pugna con El Mayo Zambada y el Chapo Guzmán. El Cabo 20, quien lideraba lo que quedaba de la organización, había tejido alianzas con el CJNG en Tijuana.
  6. José María Guizar Valencia, ‘El Z-40’, líder de Los Zetas: En septiembre del 2018 fue detenido en la entidad ‘El Z-40’, por quien el gobierno de EEUU ofrecía una suma de 5 millones de dólares. Se le conocía como operador principal de la zona de Veracruz, Tabasco y Chiapas, algunas de las más importantes para el grupo que alguna vez fue el brazo armado del Cártel del Golfo. Su detención fue anunciada con bombo y platillo por el entonces Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete.
  7. Martín Navarro Escutia, «El Cebollón», uno de los líderes del Cártel de Jalisco Nueva Generación: La situación que atraviesa Guanajuato ha sido causada, en gran medida por los efectos de las acciones de Martín Navarro Escutia, uno de los encargados de explotar el huachicol en Guanajuato de parte del Cártel de Jalisco Nueva Generación, y a quien se le atribuye el ataque a las autoridades militares y civiles el 1 de mayo de 2015 en ese estado, así como el asesinato del alcalde electo de Jerécuaro. Navarro Escutia fue detenido en 2015 en Querétaro y fue la primera persona en ser acusada de terrorismo en Guanajuato.
  8. Alejandro Castro Alfonso, alias ‘El Picoreta’, jefe de plaza de Los Zetas: El 25 de noviembre de 2015 fue detenido en la entidad Alejandro Castro Alfosno, ‘El Picoreta’, ‘El Camarada’ o ‘El Regio’, está identificado por los órganos de inteligencia como jefe regional de Los Zetas en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Taxcala y Veracruz
  9. Amado Carrillo ‘El Señor de los Cielos’, líder del Cártel de Juárez: Es bien sabido que uno de los primeros capos que llegó a vivir a Querétaro fue Amado Carrillo, el Señor de los Cielos, quien además de permanecer en la entidad con total impunidad, se hizo famoso entre la sociedad quertana por las fiestas en donde acudían personajes como La Chilindrina, María José, y el Mariachi Vargas de Tecatitlán.

El ‘Azul’ Esparragoza y ‘El Barbas’ Beltrán Leyva, lo que dice la periodista mejor informada del narcotráfico de los capos que vivían en Querétaro. 

Juan José Esparragoza Moreno, «El Azul», otro de los socios de El Chapo Guzmán y el Mayo Zambada, habría tenido su casa favorita en Querétaro, según dice Anabel Hernández en su libro «Los Señores del Narco», por el que ha recibido premios y -más importante- cuya veracidad ha sido confirmada por distintos actores que aparecen mencionados -incluidos los mismos capos-. El Azul Esparragoza ha sido uno de los capos más sutiles después de El Mayo Zambada, pero Anabel Hernández asegura que en Querétaro tenía su vivienda ‘permanente’. Se informó del abatimiento de El Azul en 2013, sin que se conozca el paradero de su cadáver,

De Arturo Beltrán Leyva, «El Barbas», dice algo similar: asegura que el capo líder del cártel de los Beltrán Leyva (hermano de Héctor) tenía en la entidad sus casas de seguridad favoritas, e incluso que fundó empresas para lavar dinero (una distribuidora de automóviles que opera hasta hoy en día). El Barbas fue abatido en Cuernavaca en 2009.

Otros detenidos: 

Cabe destacar que estos son de los que conocemos sus nombres, pero ha habido muchas otras detenciones de narcotraficantes en Querétaro, especialmente de grupos que son líderes de la «plaza» en aquel momento, lo que sería como un ‘líder sectorial’. Por ejemplo, tan sólo en 2020, 2028 y 2015 han sido detenidos líderes del CJNG, uno de los que tiene mayor presencia en la entidad. También otros líderes de Los Zetas y Guerreros Unidos han sido detenidos aquí.