Mientras que en la mayor parte de América los casos de contagios y muertes por Covid-19 son atendidos y registrados por las autoridades, en Ecuador las cosas son muy diferentes.

Cuerpos abandonados en las calles, gente pidiendo ayuda en redes sociales y familiares quemando los cadáveres de sus seres queridos en sus patios son escenas que se repiten cada vez más durante los últimos días.

Hasta este jueves, Ecuador registraba oficialmente cerca de 3 mil contagios y un centenar de víctimas mortales por coronavirus, sin embargo la situación real parece ser mucho peor, pues al menos en la ciudad de Guayaquil decenas de personas han fallecido sin que las autoridades hagan algo al respecto.

«La gente llama al número que le dieron y nadie contesta, y si contestan les cierran, y si no, los dejan esperando, y por último, no les llegan nunca a hacer las pruebas», expresó la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, en una transmisión en vivo en sus redes sociales.

Por su parte, Jorge Wated, jefe de la Fuerza de Tarea Conjunta puesta en operación por el gobierno de Ecuador, que la gente tenga cadáveres en su casa se debe a la poca capacidad que tienen las funerarias de la ciudad y esto es el motivo por el que cada familia se ha visto en la necesidad de disponer de los cuerpos de diferentes maneras.

A través de las redes sociales circulan fotografías y videos de gente quemando cadáveres o simplemente abandonándolos en las calles mientras que cientos de personas piden ayuda en internet a autoridades de otros países ante la falta de acción de su propio gobierno.

Con información de La Silla Rota.