México no está pasando por su mejor situación económica, y el aún gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, lo sabe, por lo que ha enviado un mensaje para calmar a la población.

Carstens pidió este jueves a los mexicanos no preocuparse ni desanimarse por su salida como gobernador de Banxico pues «quedan en muy buenas manos».

Durante su participación en el seminario de perspectivas económicas 2017, el gobernador pidió a los mexicanos que «no se desanimen, quedan en muy buenas manos y el Banco (de México) seguirá siendo lo que debe hacer para enfrentar los retos».

De igual manera, Carstens señaló que aceptó el ofrecimiento del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), dónde se desempeñará ahora, porque se trata de una institución discreta y poderosa.

«No se preocupen ya están en buenas manos, no porque esté en la junta de Gobierno de Banxico, sino por arreglo institucional que cuida las decisiones de política monetaria y otras decisiones no dependan de una sola persona», finalizó el ex titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Fuente: Forbes