El coronavirus chino ha cobrado ya la vida de más de cincuenta personas y, a pesar de las medidas preventivas que se están tomando en China y en otros países, el contagio sigue siendo una posibilidad en estos momentos.

Desde el pasado 31 de diciembre, fecha desde la que se tiene conocimiento de la propagación del virus, se han establecido medidas de seguridad y aislamiento en los sitios con mayor riesgo de contagio, además de que se han dado a conocer diferentes estrategias de seguridad para que la ciudadanía en general pueda evitar el contagio, tales como lavarse bien las manos y evitar el contacto con personas que tengan algunos de los síntomas de esta enfermedad.

Pero… ¿Y si ya presentas los síntomas?

Pues en ese caso lo primero que debes hacer es informar al personal de primer contacto en unidades médicas públicas o privadas sobre la situación.

En caso de que los síntomas coincidan con los de la enfermedad y no se trate de alguna otra como un resfriado, es necesario contactar con la Unidad de Inteligencia Epidemiológica y Sanitaria (UIES) a través del teléfono 5337 1845 o al 800 00 44 800, así como al correo electrónico [email protected]

También se recomienda que ante casos de los que se sospeche de la presencia del virus se realice un estudio epidemiológico; aislamiento estricto de los casos de los que no se esté seguro sobre su estatus; incentivar el seguimiento de metodologías y procedimientos de vigilancia epidemiológica.

Es importante recordar que los síntomas del coronavirus de Wuhan son fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos casos, de disnea, es decir, de la dificultad para respirar.

Ya que estos síntomas pueden confundirse con otras enfermedades, es importante realizar los estudios pertinentes antes de emitir una alerta a las instituciones de salud de más alto nivel.