Desde los rumores que decían que Apple eliminaría el puerto de 3,5 en el iPhone 7 hasta ahora, todos hemos tenido la duda de qué es lo que la compañía pondría en ese importante espacio para reemplazar nuestro querido puerto para audífonos.

Pues bien, este fin de semana salió a la venta el iPhone 7 y los medios especializados finalmente han conseguido hacerle una autopsia al teléfono para salir de la duda de una vez por todas.

¿Para qué utilizó Apple el espacio? No, no se trata de un nuevo aditamento de última generación ni un dispositivo de tecnología de punta. Tampoco ha aumentado el tamaño de la batería ni nada parecido. En su lugar, Apple ha puesto… un pedazo de plástico.

iphone-7-interior-1

Bueno, en realidad no se trata de un plástico cualquiera, sino de una «abertura barométrica», explicó la propia Apple. Como el iPhone 7 está sellado para conseguir la resistencia al agua, el barómetro puede no funcionar correctamente, así que Apple usa este espacio para ello.

Y sí, eso es todo. Apple cambió nuestro añorado puerto para audífonos por volver el iPhone 7 un poco más «a prueba de agua».

¿Comprarás un iPhone 7?