En la década de los años 90 un grupo de investigadores descubrió una gran masa submarina unida entre sí, pero fue en el año 2017 cuando se clasificó a Zelandia como continente submarino. Casi toda su superficie se encuentra bajo el océano Pacifico.

Un grupo de científicos de Nueva Zelanda ha cartografiado en mapas interactivos el continente perdido: Zelandia, cuyo territorio en un 94% se sumergió bajo el mar hace 23 millones de años.

Los investigadores han calculado que su extensión se encuentra en 5 millones de kilómetros cuadrados, más grande que Groenlandia y con una forma larga y estrecha.

Fuente: Mar Gómez