Llegó la hora de darle solución a un problema que vimos venir desde que la Ciudad de México dejó de llamarse “Distrito Federal”: El tema del gentilicio.

Anteriormente defeños, conocidos como chilangos, y actualmente sin nombre “oficial”, llegó el momento de que los capitalinos adopten un gentilicio.

Porfirio Muñoz Ledo, comisionado para la Reforma Política de la CDMX, propuso que se les llame a los habitantes de la capital “Mexicas”.

“Puede pronunciarse de varios modos con la “s”, con la “c”, que es la forma náhuatl, puede pronunciarse también como “s” y si quieren hasta como “x”: meshica. Les pido que lo piensen y se sientan orgullosos de sus raíces”, expresó.

En uno de los capítulos de la recientemente aprobada Constitución de la CDMX, se garantizan los derechos de los pueblos indígenas, lo que -según Muñoz Ledo- sirve de argumento para su posicionamiento.