Apenas a una semana del tiroteo en una escuela de Florida que dejó un saldo de 17 muertos y al menos 14 heridos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso dar armas a los maestros para evitar otra masacre.

De acuerdo con Trump, esta medida será analizada aunque sabe que «mucha gente estará en contra […] pero lo bueno es que habrá mucha gente del lado de esa idea».

Por otro lado, reconoció que esta medida «solo funciona si tenemos gente adepta a usar armas de fuego».

Por su parte, el padre de una de las sobrevivientes al tiroteo de la semana pasada se expresó a favor de la idea y señaló que otra opción sería tener armas trancadas en los salones de clase y que si no quieren que un profesor porte armas, «puede ser un custodio o un policía civil que trabaje en la cocina sirviendo almuerzos pero que tenga un arma lista»

[Con información de El Universal]