Este lunes fueron aprobados los siete Planes Parciales de Desarrollo Delegacionales, así como el Programa Municipal de Desarrollo Urbano, con lo cual se busca frenar el crecimiento desmedido de la ciudad.

Según señaló el alcalde capitalino, Marcos Aguilar Vega, en estos planes se consideran algunos ‘candados’ para controlar los cambios de uso de suelo, de manera que el crecimiento pueda ser más ordenado y se de prioridad al crecimiento vertical.

«Esto implica colocar un anillo virtual alrededor de la ciudad para evitar que la ciudad siga creciendo de forma extendida y que la vivienda sea horizontal; por el contrario, lo que estamos haciendo es poner un límite en ese crecimiento para que el crecimiento sea hacia adentro y de manera vertical lo que permite incrementar la densidad de población dentro de cada hectárea».

Actualmente se tiene una densidad poblacional de 40 habitantes por hectárea y lo que se busca es alcanzar los 80 habitantes por hectárea con estas medidas.

Con estos planes también se busca dar privilegios a las zonas mixtas, es decir, que en una misma zona se otorguen cambios de uso de suelo habitacional, comercio y de servicios.

[Con información de AM de Querétaro]