Tras la prohibición de animales en espectáculos circenses, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha ‘rescatado’ a más de 15 mil animales.

Los animales rescatados van desde grandes mamíferos hasta pequeños insectos, y su situación actual podría describirse como de ‘abandono’ por parte de la Profepa.

Los animales decomisados a circos y particulares han sido entregados a los 108 zoológicos del país a cambio de absolutamente nada, lo cual representa un gran problema para las instituciones, pues el gasto jaulas, rehabilitación, alimentación, medicamentos y demás asciende a más de 180 millones de pesos anuales.

«La Profepa nos debería de pagar, muchas veces llegan y los dejan por mientras y nunca los retiran. Es real, no nos pagan nada», declara el vicepresidente de la Asociación de zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (Azcarm), Ernesto Zazueta, a Milenio.

Agrega que si bien no se tiene la obligación legar de recibir a los animales, lo hacen al ver las condiciones en que estos llegan.

«Lo hacemos solo por su bienestar, pero la obligación es de la autoridad»

Fuente: Milenio