En 1985, en los meses siguientes al fuerte sismo de aquél entonces, alrededor de 50 mil familias salieron de la Ciudad de México y se mudaron a Querétaro, 32 años después, tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, las autoridades prevén la llegada de 20 mil familias al estado.

De acuerdo con el director general de Casas Ponty, Alfonso García Alcocer, se trata de 20 mil familias que necesitarán de trabajo y educación.

Por su parte, Pedro Roberto Reyes, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, se prevé que la mayor venta de casas en los próximos meses ocurrirá en los municipios de Querétaro, Corregidora y El Marqués, aunque también considera que habrá un crecimiento en la venta de casas en Colón y Huimilpan.

En promedio, cada año llegan a vivir a Querétaro 18 mil 867 personas, de acuerdo con las estimaciones del Consejo Estatal de Protección (Coespo).

Fuente: El Universal Querétaro