Lamentablemente el portero del Athletic Club, Alejandro Remiro, fue llevado al hospital al sufrir un traumatismo craneoencefálico, esto después de recibir un balonazo en el cabeza durante el entrenamiento de esta mañana.

«Traumatismo cráneo encefálico en el transcurso del entrenamiento. Las pruebas complementarias realizadas (radiografías, escáner) no han revelado ninguna lesión importante. La previsión es que el jugador se mantenga durante las próximas horas en observación”, indicó el club en un comunicado.

Después del accidente, su compañero Beñat Etxebarria mencionó que fue un susto grande. “Ha sufrido un golpe muy fuerte, pero parece que está bien”, dijo.

El caso más reciente se dio en un partido de La Liga, donde Fernando Torres también sufrió un traumatismo craneoencefálico en una disputa del balón por el aire.