Durante las últimas semanas los sitios de videos pornográficos se han llenado con material en el que celebridades como Gal Gadot, Maisie Williams o Taylor Swift aparecían protagonizando videos de este tipo, sin embargo, no se trata de videos reales, sino que han sido creados con una inteligencia artificial que coloca el rostro de las celebridades en el cuerpo de actores y actrices del cine para adultos.

Ahora, PornHub finalmente ha decidido su postura ante esta clase de contenido y ha decidido prohibir de lleno estos videos.

Según ha publicado el portal en un comunicado, estos videos se realizaron sin el consentimiento de las personas que aparecen en él por lo que viola las Condiciones del Servicio.

«El contenido no consentido viola directamente nuestras Condiciones del Servicio y se refiere a contenido como porno de venganza, deepfakes o cualquier cosa publicada sin el consentimiento o permiso de una persona», señala el comunicado.

[Con información de Hipertextual]