La mañana de este martes se confirmó la detención de Dámaso López Núñez, «El Licenciado», uno de los líderes del Cártel de Sinaloa y a quien las autoridades identificaban como quien le «arrebató» el trono del Cártel a la familia Guzmán-Loera e Ismael «El Mayo» Zambada.

La detención del capo se dio en el edificio Hares, de la Ciudad de México, ubicado en la Av. Ejército Nacional, de la delegación Miguel Hidalgo. Las primeras horas de este martes, el exclusivo desarrollo se llenó de miembros del Ejército, la Marina y miembros de la Procuraduría General de la República. «El Licenciado» fue trasladado a la Subsecretaria Especializada en la Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), escoltado por no menos de 40 agentes de diferentes corporaciones.

Pero, ¿por qué es tan importante esta detención? Por si el hecho de ser uno de los líderes -sino el único- del Cártel de Sinaloa no fuera suficiente, la verdad es que hay otra razón detrás: y es que con la captura del «Licenciado» se evitó una probable alianza entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los que más poder ha adquirido en los últimos años.

Omar Hamid García Harfuch es el director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y señala que con esta detención se reducen las posibilidades de una alianza CS-CJNG; misma que no se habría logrado concretar.

El reportaje publicado en «Despierta con Loret» la semana pasada citaba a fuentes de la inteligencia mexicana en donde se señalaba que el CJNG se había «aliado» con la familia de Dámaso en la lucha por la plaza de Sinaloa -y por el control del Cártel mismo.

En ese mismo reportaje publicado junto con las imágenes -hasta hoy- más recientes de «El Lic», se señalaba que Dámaso buscaba unir ambos grupos de la delincuencia organizada.

La importancia del CJNG es bien conocida por las autoridades mexicanas. El Atlas de la Seguridad Nacional y Defensa de México, publicado por el Instituto de Investigaciones Belisario Domínguez del Senado de la República el pasado mes de abril, señala que con la disputa al interior del Cartel de Sinaloa por la dirigencia del grupo criminal, el CJNG de consolidaba como «la única agrupación criminal fuerte del país».

«“El CJNG es una organización delictiva en ascenso, que ha evidenciado una alta capacidad disruptiva y de violencia, así como una integración muy efectiva en el tráfico transnacional de drogas sicoactivas ilegales, especialmente aquellas de carácter sintético”, especifica el documento.

No obstante, de acuerdo a la PGR, esa alianza se habría «frustrado» con la detención de El Licenciado, al que también varios medios señalan como el más importante promotor de la alianza.