Las medidas que tomará la delegación luego de la muerte de un joven afectarán a familias que se sustentan trabajando en canales de Xochimilco.

Dichas medidas incluyen el racionamiento del alcohol, reduciéndolo a una botella por trajinera o máximo tres botellas de cerveza de 250 mililitros por persona, así como el uso de chalecos salvavidas.

A lo mejor nos restringen con la venta de la michelada, yo le pregunto joven, toda la gente que vivimos del canal que nos dedicamos a la venta de refresco y cerveza, nada más, ese es nuestro sustento, yo le pregunto qué vamos a vender”, añadió.

Fuente: Excélsior