Personal de la Coordinación Municipal de Protección Civil, con el apoyo de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPMQ) y Policía Estatal, realizaron un operativo esta madrugada para restringir el acceso y permanencia de la gente tanto en el Jardín Guerrero como en la explanada norte de la Alameda Hidalgo.

Funcionarios colocaron cintas alrededor de dichos espacios, y de manera simbólica «clausuraron» bancas y otros atributos de las plazas, para dejar claro que por el momento no se deben congregar las personas en dichos espacios públicos.

Todo lo anterior, como medida para evitar la propagación de COVID-19 en la ciudad.

Cabe resaltar que la mañana de este sábado, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, informó que se intensificarían las acciones para restringir el tránsito con motivo de la contingencia.

Cabe resaltar que aún se puede caminar por los espacios (alrededor), pues se respeta el derecho de vía. Sin embargo, se hace un llamado para que la gente no se congregue en la zona.