Cuerpos policiales municipales en Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca, balearon y asesinaron a Alexander G, un joven de 16 años que salió con sus amigos por refrescos a la tienda.

De acuerdo con una investigación a cargo de Noticieros Televisa, el joven iba con 10 amigos en motonetas a una tienda de conveniencia ubicada en una gasolinera en El Amate.

Cuando circulaban de regreso a su casa para festejar el cumpleaños de un amigo, una patrulla de la policía municipal marcada con el número 023 los interceptó. 4 agentes se bajaron del vehículo. Sin decir nada y sin razón alguna, abrieron fuego en contra de los menores, según testimonios de los mismos.

Alexander y Carlos, un amigo, recibieron disparos en la cabeza, mientras que los demás salieron corriendo a sus casas escapando del abuso de poder de las autoridades.

Posteriormente, una vecina que vio toda la escena del crimen se percató de cómo los policías querían plantarle un arma a Alexander, sin embargo, ella lo impidió.

 

El Ayuntamiento de Acatlán se pronunció mediante un comunicado en redes sociales, donde lamentó los hechos ocurridos y se abrió una investigación en conjunto con la Fiscalía General para esclarecer los hechos ocurridos y dar con el policía que disparó al joven.