Un policía de Goldsboro, Carolina del Norte, se viralizó en redes sociales ya que fue captado en fotografías mientras compartía alimentos con una mujer en condición de calle.

Este noble gesto fue tan grande que en pocos minutos se hizo viral, pero la historia no queda ahí, ya que se pudo conocer un poco más de lo que existió detrás de la fotografía.

Tras el saludo entre el oficial y la mujer, ella le compartió que no había comido nada en todo el día, es por ello que le invitó a comer una pizza.

Después de un extensa plática con Michelle, el oficial se enteró que era madre y tenía dos hijos, un joven de 23 años y una adolescente de 12 que luchaba contra una enfermedad hepática.

“Vengo a trabajar y mi método es: ‘¿A quién puedo bendecir hoy? ¿A quién puedo hacer sonreír?… No soy yo quien quiere llevarse al padre o la madre de alguien y meterlos en la cárcel” mencionó el oficial de nombre Michael Rivers, para CNN.