Han sido curiosas las señales y declaraciones políticas que se han dado después de que el diputado local, Héctor Magaña, presentó una iniciativa de ley para eliminar el fuero en Querétaro.

Aliado de la impunidad, el fuero es aquella protección legal de la que gozan los funcionarios públicos de alto nivel para que no puedan ser procesados por delitos del fuero común.

El precedente de la eliminación del fuero lo implantó Pedro Kukamoto, diputado local de Jalisco. Apartidista, logró que en Jalisco ya no haya fuero ni para el gobernador, ni diputados ni presidentes municipales.

Héctor Magaña, joven diputado Tequisquiapense miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quiso seguir la tendencia en Querétaro, y presentó una iniciativa muy similar para que se aplique en Querétaro.

De aprobarse, el gobernador, diputados y presidentes municipales (entre otros funcionarios) podrían ser sometidos a la ley como cualquier ciudadano. Por ejemplo, podrían ser juzgados por corrupción.

La iniciativa fue ampliamente aplaudida. En Reporte Querétaro más de 4 mil personas dieron “like”  y los comentarios eran ampliamente positivos. Se sabe, se reconoce, que la lucha contra la corrupción comienza con la eliminación de esa medida tan primitiva.

Pero también los políticos lo aplaudieron. Bueno, sorprendentemente, algunos.

Marcos Aguilar, presidente municipal de Querétaro y Francisco Domínguez, gobernador; aplaudieron públicamente la iniciativa a pesar de ser propuesta por un miembro del partido de la oposición.

Estaban obligados. Cuando eran miembros de las diferentes cámaras (Pancho en el Senado y Marcos en la Cámara de Diputados) presentaron una iniciativa similar. El manifestarse en contra sería un inicio de un suidicio político.

Lo curioso, es que ningún legislador del PRI ha hecho declaraciones públicas para soportar la iniciativa de su copartidario. Ni siquiera el líder de la bancada tricolor, Mauricio Ortiz Proal. Del PRI, sólo el líder a nivel estatal Juan José Ruiz, hizo una breve declaración a favor de esta medida.

En otras ocasiones, cuando un diputado priista presenta una iniciativa de ley, la bancada -o como mínimo, algunos miembros de ella- se manifiestan a favor o en contra. En esta ocasión, nadie del PRI ha manifestado su apoyo a la eliminación del fuero. Es curioso porque hacerlo incrementaría su capital político. Serían aplaudidos. Algo muy, MUY difícil para un priísta hoy en día.

Magaña está solo en un partido cuya bancada legislativa ha sido dócil ante los pedidos del gobierno que dicen criticar.

La falta de apoyo al joven diputado muestra, una vez más, la ruptura del PRI a nivel estatal.

Magaña tiene los aplausos del gobernador y presidente municipal. Aunque en cuestiones legislativas, si la iniciativa se “archiva”, hacen lo que el viento a Juárez.

Pero no es sólo la bancada del PRI.

A pesar de que Domínguez y Aguilar le han ‘echado porras’ a la eliminación del fuero, ninguno de la bancada del PAN en la Legislatura se ha manifestado a favor o en contra. Solamente el preisdente de la Mesa Directiva, Eric Salas, dijo que el gobernador debería estar exento de la eliminación del fuero. Domínguez lo contradijo. A él, dice, no lo importaría que le quiten el fuero.

En fin, las cosas parecen difíciles para el joven diputado Héctor Magaña. Todo pinta a que su iniciativa será archivada como muchas otras (la legalización del matrimonio gay, la ley antitabaco y-en su momento- la de Protección Animal).

Una vez más, las palabras suenan muy bonito, pero en la acción poco se hará.

Escríbeme, @memocalzada