Ubicado al norte de la ciudad de Querétaro, a unas tres horas de la capital viajando hacía Bernal y siguiendo las instrucciones a la Sierra Gorda, Pinal de Amoles es conocido por su elevada altitud y por los techos rojos de sus construcciones, esta colorida población preserva casas coloniales, angostas calles y balcones.

Este lindo lugar de apenas 30 mil habitantes tiene lugares paradisiacos forjados de vegetación, ríos, cascadas, pozas de agua azulada y otras bellezas naturales.

Sobre la carretera, en la parte alta del pueblo encontrarás «La Puerta del Cielo», a unos cuantos kilómetros antes de Pinal, el punto más alto del estado y diríamos el lugar más hermoso para tomarte una ‘selfie’ y hacer un día de campo.

En varios puntos alrededor de la población, se forma, de vez en vez, lo que sus habitantes llaman un «mar de niebla». A los alrededores se encuentran impresionantes atractivos naturales como las cascadas El Chuveje y El Salto, el Mirador de Cuatro Palos, Puente de Dios, el campamento ecoturístico Río Escanela y atractivos culturales como la enigmática Misión de Bucareli.

Los hoteles que existen son pequeños, si tienes suerte de encontrar una habitación perfecto, si no, síguete hasta Jalpan, a una hora y unos cuanto minutos de Pinal de Amoles.

Te recomendamos comer tamales, zacahuil y la tradicional cecina, la más sabrosa de de todo Querétaro.

pinal1

pinal2

pinal3

pinal4