El Colegio de Arquitectos del Estado de Querétaro (CAEQ) pidió a las autoridades no utilizar maquinaria pesada en las obras que se llevan a cabo sobre la calle Madero, pues ésta podría realizar daños sobre sitios históricos de la zona.

De acuerdo con la presidenta de la organización, Zasha Lezama Lomeí, la vibración de la maquinaria pesada puede causar daños a la iglesia de la Catedral o a otros edificios coloniales.

Esta recomendación se suma a la emitida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que en el levantamiento del adoquín de la calle, en su tramo entre las calles Ocampo y Ezequiel Montes, no se usara equipos pesados.

Al respecto, Lezama Lomelí destacó que existe maquinaria más sencilla para realizar el levantamiento, como los ‘bobcat’, que son más pequeños y no transmiten una vibración tan fuerte.

Fuente: AM de Querétaro