Activistas de diversas partes del país urgieron a las autoridades queretanas a castigar el asesinato de Laura Morales Naranjo, una joven de 21 años que falleció en un balneario de Tequisquiapan el pasado fin de semana.

De acuerdo con las organizaciones, el asesinato de Morales Naranjo debe considerarse un feminicidio a manos de su esposo y se debe castigar al responsable, así como brindar ayuda inmediata a la familia de la víctima.

Más de 200 personas y organizaciones de Querétaro, CDMX, Tlaxcala, Tabasco, Durango y Aguascalientes urgen al gobernador, a la Fiscalía General y al poder Judicial garantizar la justicia para la víctima.

De igual manera, los activistas exigen que «el asesinato de Laura se investigue y juzgue como feminicidio de acuerdo al protocolo y criterio establecido al respecto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la sentencia de Amparo en revisión en caso de Mariana Lima, en el sentido que todo homicidio doloso de una mujer se debe investigar desde su inicio como feminicidio».

El esposo de Laura es originario de San Juan del Río y se le detuvo primero por faltas administrativas, pero luego confesó el asesinato, una vez que se encontró el cuerpo de su esposa.

Fuente: Diario de Querétaro.