Mientras el escándalo de Facebook queda atrás poco a poco y todo vuelve a la normalidad, Twitter reaviva la polémica con un fallo masivo en sus sistemas de seguridad.

A través de un correo electrónico y publicaciones en sus situis oficiales, Twitter ha anunciado que experimentó una falla importante en su sistema de seguridad y, aunque ya está solucionado, recomendó a los usuarios cambiar sus contraseñas cuanto antes.

De acuerdo con la compañía, este fallo provocó que los datos de los usuarios quedaran expuestos en sus sistemas internos, aunque hasta el momento no hay evidencia de que los accesos fueran robados por terceros o se usaran de forma maliciosa.

El problema que afectó a Twitter se encuentra específicamente en el sistema que se encarga de cifrar las contraseñas para que nadie pueda verlas, se trata de un bug que, hasta dónde se sabe, no fue explotado, por lo que nadie tuvo acceso realmente a la información privada.

[Con información de Hipertextual]