En medio de dos semanas plagadas de malas noticias para la divisa mexicana, este miércoles el peso tuvo su mejor día desde 2008, al apreciarse un 3.96% con respecto al dólar.

La moneda azteca cerró la jornada cotizándose 23.98 unidades por dólar en los mercados internacionales, a sólo un día de haber rebasado el techo de los 25.

En ventanillas bancarias, la moneda verde llega a venderse en 24.20.

Lo anterior ocurre en un día de certidumbre para los mercados en medio de la tempestad del COVID-19, pues el Senado de Estados Unidos aprobó un plan de 2 trillones de dólares para salvar a la economía, mientras que en México cada vez se anuncian más medidas para frenar la crisis por el Coronavirus.

La divisa mexicana fue la de mejor desempeño dentro de las monedas emergentes.

Leer más en El Financiero