Debido a la falta de material médico y de limpieza solicitado a la administración desde el año pasado, trabajadores del ISSSTE podrían dejar de laborar por la epidemia de COVID-19. Médicos, enfermeras, recepcionistas y camilleros en todo el país dejarán de asistir para resguardar su salud y bienestar.

María Araujo Uribe, secretaria general de la sección XXVII del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE comunicó que a nivel nacional y estatal han solicitado insumos, primero material de curación y quirúrgico, pero desde la semana pasada ya no hay ni de limpieza o aseo, incluso jabones para el lavado de manos.

Agregó que personal suplente y de fines de semana no cuentan con seguridad social, por lo que solicitarán al instituto que en caso de presentar algún contagio o síntoma se les brinde la atención médica debida.

Hizo énfasis en que el personal no se está negando a trabajar, pero no pueden exponerse sin los recursos mínimos para protegerse, tanto del coronavirus como de otras infecciones virales.