No existe lealtad más fuerte que la de un perrito por su amo, y muestra de ello es este perrito que continúa esperando el regreso de su dueño que falleció hace ya más de tres meses.

Conocido por algunos como ‘Hachiko’ (en honor al legendario perrito japonés), este pequeño se llama Xiaobao, vive en China y acompañó a su dueño hasta el hospital cuando comenzó a sufrir los efectos del Covid-19. Pacientemente, Xiaobao esperó el regreso de su dueño, pero él no volvería a salir. Falleció a causa de la enfermedad.

De acuerdo con medios locales, Xiaobao espera día y noche afuera del hospital Taikang y ha conmovido a propios y extraños, y aunque algunos visitantes del hospital se quejan de su presencia, el personal médico ha mostrado simpatía y se ha asegurado de que siempre tenga algo que comer mientras le encuentran un hogar que le de el amor que tanto se merece.

Con información de Sopitas.