Ya es tradición que cada que sale un gadget nuevo, todo el mundo se pone a hacer pruebas en el, para ver cuánto maltrato puede resistir y claro que cada vez tienen que ser más creativos a la hora de hacerlos. TechRax ha destruido teléfonos usando crayones derretidas, galio, mercurio y hasta arrojando 14 iPhones en una bola de cristal desde 100 pies de altura.

Ahora le tocó el turno al Samsung Galaxy S7 ser sometido a un baño de nitrógeno líquido. Mientras el nitrógeno hierve a muy muy baja temperatura, el Galaxy S7 reproduce una canción desde YouTube por un tiempo bastante considerable, después la pantalla se pone negra y el equipo empieza a crujir.

Acá el video: